Carta de Inmaculada Rios

Comparte esta carta

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Qué tal estás hoy? Supongo que si estás leyendo esta carta no estás pasando por el mejor momento.

Antes de nada quiero darte las gracias. Gracias por leer mi carta.

 Si, gracias, porque la impotencia es grande y me estás dando la oportunidad de aportar un minúsculo grano de arena.

Estamos en una situación abrumadora, sin precedentes y que sin duda nos marcará un antes y un después.

Quería enviarte mi mensaje, y si al final de esta carta te sientes mínimamente mejor, abré conseguido mi objetivo.

Puede que estés pasando uno de los momento más duros de tu vida, o quizá ya hayas pasado otros golpes  epocas anteriores.

En cualquier caso, aunque lo intente con todas mis fuerzas, nunca sabré al 100% cómo te estás sintiendo ahora mismo. Lo único que puedo hacer es imaginármelo. Y cuando lo imagino, siento mucho dolor y angustia.

Te voy a contar lo que a mí me ha ayudado en momentos difíciles. Muchas veces no podemos controlar la situación pero sí podemos elegir nuestra respuesta. Ante las dificultades podemos preguntarnos mil veces «¿Por qué me tiene que pasar esto a mí?» sin encontrar la respuesta.

Pienso que preguntarnos: «¿Para qué nos pasa esto? ¿Para qué nos puede servir? ¿Qué podemos sacar en claro de todo esto? es mucho más útil.

Encontrar nuestro «¿Para qué?» puede darle sentido a todo lo que nos está pasando y nos puede ayudar a salir adelante.

Cuando me hago estas preguntas ahora, las respuestas que encuentro son muchas: Quizá el mundo se tuviese que desacelerar, quizá esto nos ayude a apreciar más pequeñas cosas,  como el valor de la salud, de compartir pequeños momentos con los nuestros….

En tu caso ¿Para qué crees que puede servir lo que estás viviendo ahora? Seguramente eches mucho de menos a los tuyos, hablar con alguien cercano, un abrazo, un beso, una sonrisa,… Pero también es muy probable que haya alguien ahí fuera que esté echándote mucho de menos, que esté deseando abrazarte, que no pueda esperar para verte de nuevo.  Seguramente esta situación esté sirviendo para que muchos valoren tu existencia y tu presencia todavía más. Por ellos, merece la pena luchar y superar esta situación.

Muchas veces luchar por superar una situación no solo nos hace salir de ella sino que además nos fortalece.

La vida nos da lecciones, aprovechemos la oportunidad de sacarle jugo a cada una de ellas.

No sabemos lo fuertes que somos hasta que ser fuerte es la única opción que nos queda. Saca lo mejor de tí.

También me gustaría que recordases que aunque no tengas a los tuyos alrededor no estás solo, tienes a todo un equipo de sanitarios cuidando de tí.

Recuerda que muchos de ellos están sacrificando no solo su salud, sino también la de sus familias. Aun así, a pesar de toda la presión que tienen, te brindarán unas palabras de aliento o una sonrisa y cuidarán de tí.

Por eso siempre hay algún motivo, por pequeño que sea, para estar agradecido. Intenta verlo en tu alrededor.

Espero que estas palabras se hayan ayudado de alguna manera a que esto se te haga un poquito menos duro.

Recuerda que un día todo esto pasará.

Un fuerte abrazo y te deseo una pronta recuperación.

Gracias por leerme

Si quieres, puedes escribir un comentario a continuación o enviar una respuesta confidencial directamente al autor haciendo click en el siguiente botón

Deja un comentario

Leer otras cartas

¿Tienes algo que contar o una carta que quieras compartir?

Envíanos tu carta o deja tu mensaje en la sección de mensajes.

Gracias de corazón

Gracias todas las personas y entidades por su colaboración, esto no sería posible sin vosotros.

© 2020 All Rights Reserved